Mascarillas caseras para piel mixta

| |

Con la llegada del año nuevo solemos plantearnos cambios y propósitos nuevos con la intención de crecer y mejorar como personas y sentirnos mejor con nosotros mismos. No sé vosotras, chicas, pero antes tenía la costumbre de hacerme una lista con mis propósitos y pegarla en la primera hoja de mi agenda, así cada vez que la abría para apuntar algo o consultar algún dato o teléfono, lo primero que veía era la lista. Pero con los años me he dado cuenta que aunque en cierto modo este hábito me servía para tener presentes mis propósitos, tampoco me ayudaba a seguir cumpliéndolos. Así que este año he decidido en vez de hacer una larga lista de propósitos (y abandonarlos al poco tiempo), centrarme en unos cuantos básicos y cumplirlos sí o sí.

Precisamente uno de estos propósitos para este año que estoy decidida a seguir a rajatabla es darle un extra de cuidados a mi piel. Desde hace tiempo me he mentalizado que cuidar la piel es fundamental, así que soy bastante estricta con mi rutina de cuidados diaria, que por cierto, si os interesa, podría contaros en qué consiste y qué productos estoy utilizando actualmente. Pero muchos días se me olvida el bien que haría a mi piel si me hago una exfoliación o me aplico una mascarilla, sea hidratante, sea específica para cerrar los poros, etc. Pero este año estoy decidida a cuidarme aún más, así que aparte de los productos específicos que tengo en casa, estos días he estado mirando recetas de mascarillas y exfoliantes caseros para intentar que este tratamiento adicional sea lo más natural posible, y por consiguiente, menos agresivo con la piel. Por supuesto, iré compartiendo con vosotras todos mis descubrimientos, así que vayamos al grano.

Voy a empezar con tres recetas de mascarillas caseras para pieles mixtas que he encontrado y he leído que funcionan bastante bien, porque según los resultados de la encuesta que puse hace unos meses en la barra lateral del blog, la mayoría de mis seguidoras tenéis, al igual que yo, este tipo de piel.

Mascarilla de yogur y pepino

Ingredientes: tres cucharadas de yogur natural, un poco de azúcar moreno, y medio pepino. Se mezcla en un bol el yogur, si es recién sacado de la nevera mejor, con el azúcar y el pepino rallado o muy picadito, según la preferencia de cada una. Sobre rostro limpio y seco se aplica la mezcla y se deja actuar unos 10 minutos. Después se retira con agua templada y listo.

Mascarilla de avena y limón

Ingredientes: una taza pequeña de avena, medio limón y un poco de agua caliente. En la misma taza de la avena se añade poco a poco el agua caliente hasta formar una pasta. Después se agrega el zumo de limón y se revuelve bien hasta homogeneizar. Esta mezcla se aplica sobre el cutis limpio y se deja que actúe unos 20 minutos. Es recomendable que se utilice por las noches después de la limpieza facial.

Mascarilla de germen de trigo y miel

Ingredientes: media taza de germen de trigo, dos cucharadas soperas de miel y una de aceite de oliva. Se mezclan todos bien los ingredientes, y se aplican sobre el rostro limpio. Se deja actuar durante unos 15 minutos y se retira con agua fría.

Como podéis ver son recetas muy sencillas y rápidas de preparar, con ingredientes fáciles de conseguir y que incluso solemos tener en casa habitualmente. Yo de momento sólo he probado la primera y os puedo asegurar que deja la piel super suave y he notado que los poros parecen más finos, y por lo consiguiente menos visibles. Así que estoy encantada con el resultado. Desde luego repetiré, aunque antes he pensado probar las otras dos recetas a ver qué tal.

Y a vosotras, chicas, ¿qué os han parecido estas propuestas?¿Conocíais alguna de las recetas?¿Os animáis a probarlas?

Espero que este post os haya sido útil. Muchas gracias por leer y comentar y hasta la próxima!

Articulos de salud relacionados:

Previous

Maquillaje ultra rápido

Menarquia: la primera menstruación

Next

Deja un comentario